El Tarot como Guía

¡Hola mundo! Estamos estrenando blog… Oh sí.

Voy a empezar esta primera entrada del blog para hablar de como el tarot puede ser utilizado como guía más allá de la cartomancia según mi visión y mi experiencia.

Estamos vivos. No hay vuelta atrás, ya estamos aquí y hay que jugar el juego de la vida, que viene sin instrucciones ni manual de uso. De entrada, se nos pide inteligencia emocional frente a una situación a la que la caracteriza la incertidumbre. Nunca sabemos muy bien qué va a pasar y esa es la realidad, por más que sepamos leer cartas. Pero… Conociendo la sabiduría de cada uno de los arcanos (cartas del tarot) podemos entender qué está pasando y tener una visión más amplia de la realidad: podemos ver la gran imagen donde todo está siempre mutando, donde cada cosa tiene su energía, donde todo va pasando de un arcano a otro arcano, como si estos fueran paradas de un camino de expansión de consciencia, de un peregrinaje de aprendizajes más allá de lo evidente.

A veces nos sentimos estancados. Nos sentimos un poco «abandonados a nuestra suerte» por la vida misma, que pareciera no querer avanzar o no querer llevarnos al lugar que queremos. Es difícil, porque cuando sentimos que estamos estancados y que no vamos a ningún lado, nos da mucha ansiedad. Queremos que el futuro llegue ya, saber si va a ser mejor, si vamos a poder luchar contra nuestras limitaciones, tomar las armas y tener la iniciativa de salir de ahí, o al menos saber si las circunstancias cambiarán. Cuando aprendes tarot, empiezas a ver que la magia en realidad es el inconsciente (arcano 18, La Luna) y que la única constante en la vida es el cambio (arcano 10, Rueda de la Fortuna) y que el poder personal a lo mejor consiste en saber administrar bien los recursos que tenemos, incluyendo aquí los recursos inmateriales como la atención y el tiempo (Reina de Oros).

Y puede que acudamos a las cartas. Es muy común en mi oficio de tarotista las preguntas sobre el futuro. Personalmente, creo que el tarot muestra tendencias y proyecciones pero no «futuro», porque el futuro es apenas una posibilidad. Es algo así como: «según la energía que está involucrada en tu asunto, y según tus inclinaciones, lo más probable que suceda es…» y en ese sentido, vemos una tendencia mas no una sentencia. Y esa tendencia es una proyección de tu propia intuición. A mi me gusta porque el tarot cuando se usa de guía ayuda a construir el futuro. Ya sabes: la mejor manera de predecir el futuro, es creándolo. Lindo poder crear un futuro desde la escucha a la energía, al universo, a la intuición… Y en ese sentido, el tarot es una herramienta de guía y no de adivinación. Al menos para mi y para mucha más gente de esta comunidad.

Yo suelo decir que es una manera de hacer visible lo invisible, consciente lo inconsciente y en ese sentido es un arte… ¡Y es además un arte que mueve vidas! Las lleva, si bien utilizado, a un lugar más alineado con la energía universal… Pasa algo: No todo lo bello es armónico, pero todo lo armónico es bello. Lo más importante para mi es lograr encontrar armonía en mis procesos personales a nivel de vida usando las cartas, e igual ayudar con ello a las personas que me consultan. Incluso me gusta enseñar sobre las cartas para que así como yo, cada uno pueda encontrar su propia voz y darle al mundo su más auténtica canción entendiendo el juego de la vida desde el mejor libro de todos… el tarot.

Todos tenemos muchas ilusiones con respecto a la vida, al futuro, a lo que podemos conquistar en el tiempo que nos es dado aquí en la Tierra viviendo la experiencia humana. Pero vivimos más de una situación que nos desgarra, nos «jala la alfombra» y nos «deja sin piso»…. La vida misma, que es más sabia que nosotros, nos ayuda a construir, sí, pero cuando es necesario, nos ayuda a destruir. La Torre, arcano 16, en el tarot, lo ilustra perfectamente. Y cuando vivimos una Torre, es decir, cuando se nos viene el mundo abajo, es recomendable una herramienta de supervivencia que nos ayude a estabilizarnos y a entender que después de un arcano, viene el otro… Y eso para mi ha sido el tarot. Y el arte, claramente.

Lo que ahora es mi trabajo, fue en el pasado mi herramienta de supervivencia, la que me permitió renacer de mis cenizas, salir de la ultratumba, reinventarme.

Hoy puedo afirmar que encontré felicidad en este proyecto, que efectivamente poder usar el tarot como guía y el arte como camino de evolución es la mayor bendición que todas mis Torres pudieron darme.

Gratitud por ello. Y gracias a ti por querer ser parte de este proyecto que se ha vuelto un movimiento de mucha más gente que así como yo, se ha beneficiado de esta herramienta para «sobrevivir la vida», espero que siendo parte tu también, si estás en plena Torre, puedas beneficiarte de la magnifica herramienta de crecimiento personal y expansión de consciencia que es el tarot, cuando se usa como guía. ¡Vivan las cartas! Usa los comentarios de esta entrada para expresar tu opinión y recuerda que ya puedes usar en tus historias de instagram stickers de mis cartas como los que viste en este post buscando en la sección de gif por «@eltarotcomoguia» sin tildes.

Abracitos de luz,

Valeria Montaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba